Im.pulsa

Mayo 31, 2021. Por Im.pulsa

¡Igualdad desde la discusión! Perspectiva de género en el reglamento de la Convención Constitucional

Ya sabemos lo que es el reglamento de la Convención, su importancia y los puntos clave que tienes que tener en consideración a la hora de su redacción. Así también, hemos visto que algunas organizaciones han hecho propuestas o participado en discusiones respecto a aspectos específicos de él.

Pero, ¿no te pasa, de nuevo, que muchas de estas discusiones dejan de lado las desigualdades que afectan a las mujeres en política? ¡Es algo sumamente importante! La distribución del uso de la palabra, la carga de trabajo doméstico o la vulnerabilidad ante la violencia política son asuntos que están traspasados por la desigualdad de género y que pueden afectar la toma de decisiones al interior de la Convención. 

Por eso, acá queremos ofrecerte un esfuerzo que nos parece del todo necesario: la Red de Centros de Estudios para la Nueva Constitución ha elaborado una propuesta de puntos a considerar en el reglamento desde una perspectiva de género. 

Ello para cumplir con dos objetivos:contribuir a que la forma de tomar decisiones y de redactar la nueva Constitución considere realmente las necesidades y contextos de todas las integrantes de la Convención; y garantizar que quienes quieran ser parte de las actividades de participación que se impulsen desde la Convención, puedan hacerlo en condiciones de libertad e igualdad. 

Acá van algunas propuestas para incluir la perspectiva de género al reglamento de la Convención Constitucional:

1. Adecuar horarios y días de funcionamiento de la Convención

Esto para favorecer la armonía entre la responsabilidad de ser constituyente, la vida personal y la corresponsabilidad en el hogar. 

Como sabemos, son las mujeres quienes a lo largo de la historia han asumido los roles de cuidado. Si bien es urgente potenciar la corresponsabilidad en estas tareas, se vuelve urgente también establecer la posibilidad de fijar horarios de trabajo para las plenarios y sesiones, evitando que se extiendan demasiado o se desarrollen muy tarde. 

La Convención tiene un límite máximo de 12 meses para elaborar el nuevo texto constitucional, por lo que es probable que deba acordarse un régimen intenso de sesiones presenciales. Esta decisión para el trabajo de la Convención, sin duda, tendrá un mayor impacto en los/las convencionales que ejercen labores de cuidado, y aún más si son de regiones. Por esta razón, se plantea también que existan sedes regionales de la Convención y que se sesione en ellas, es decir, que las sesiones no sean siempre en Santiago.

En síntesis, ¿cuál debería ser el deber de la Convención en este ámbito? Asumir, institucionalmente, el deber de garantizar las condiciones y la infraestructura adecuada para desarrollar este proceso en condiciones equitativas. Esto aplicaría tanto para constituyentes como para facilitadores, funcionaria/os y personas de la sociedad civil que acudan a las actividades de participación que se impulsen desde la Convención.

2.Equilibrio de género en la integración de comisiones de trabajo

Cuando se discuta la redacción del reglamento, ten en cuenta que asegurar la integración paritaria de las comisiones es una forma de transversalizar efectivamente la perspectiva de género para las distintas discusiones constitucionales. Esta estructura permitiría que se escuchen  perspectivas diversas y que el conocimiento de sus integrantes se complemente. En el caso de que se estableciera un número par de integrantes para la conformación de las comisiones de trabajo, debería asegurarse que no haya más de un 60% de constituyentes del mismo género.

En concreto, se sugiere establecer un mandato para incorporar la perspectiva de género en el trabajo de las distintas comisiones que se constituyan, por lo que se podría contar, eventualmente, con expertas/os en género en cada una de las comisiones de trabajo.

3. Paridad en la constitución de la Mesa Directiva

Si bien ya existe paridad en el número de constituyentes, es necesario también favorecer el acceso de las mujeres a los espacios de decisiones. Por esta razón, cuando llegue el momento de discutir la forma en la que se estructure la Mesa Directiva,  plantea la posibilidad de que tenga la misma cantidad de hombres y mujeres. En el caso de que se estableciera un número impar de integrantes para su conformación, se sugiere utilizar la fórmula que se presentó en el punto anterior (que los/las constituyentes del mismo género no superen el 60%).

4. Protocolo de género de la Convención Constitucional 

¡Queremos espacios libres de violencia! Y para garantizarlo será necesario crear y establecer un protocolo de género que regule la Convención. Esto propiciará que se tomen medidas y se adopten sanciones en el caso de que se produzca cualquier tipo de agresión, abuso y discriminación. Considera también la creación de una Comisión de denuncia e investigación con facultades sancionatorias y el desarrollo de instancias de prevención donde se aborden las diversas maneras de discriminación y violencia.

5. Protección a la maternidad y corresponsabilidad parental 

¿Sabías que las mujeres destinan más del doble del tiempo a trabajos no remunerados de cuidado de la familia y del hogar? Como buena práctica, la Convención debiera encargarse de la promoción y garantía de los los derechos de maparentalidad (tanto en su marco legal, como también culturalmente). 

En este sentido, debe evaluarse la posibilidad de contar con alternativas de guardería, salas de lactancia u otras fórmulas para conciliar labores de cuidado y labor convencional, tanto para mujeres como hombres. Por ejemplo, se podría universalizar el acceso a jardines JUNJI o sala cunas Integra. 

Para finalizar, te invitamos a revisar la entrevista a María del Rosario Ricaldi, constitucionalista boliviana que detalla las dificultades que tuvieron las mujeres constituyentes y funcionarias de la asamblea de su país durante el proceso, y da algunas ideas para superar esas desigualdades de género durante el funcionamiento de la Convención.

Mujeres constituyentes en América Latina: experiencias y aprendizajes compartidos

Mujeres históricas que fueron parte de procesos constituyentes en sus países cuentan sus anhelos, obstáculos, estrategias y experiencias que permitieron avanzar en derechos para las mujeres y la sociedad entera.

*Esta guía fue elaborada a partir del documento “Perspectiva de género para la propuesta de reglamento para la Convención Constitucional” cuyo autor es la Red de Centro de Estudios para una Nueva Constitución.

Si quieres ponerte en contacto con la Red de Centros, puedes ingresar a: 

https://www.porunanuevaconstitucion.cl/

 

Propuesta Perspectiva De Genero

Im.pulsa

Es una plataforma en línea, abierta y gratuita para conectar, capacitar e inspirar a las mujeres en la política en América Latina, ayudándolas a superar desafíos y a producir campañas políticas vencedoras. Ofrece formación política para mujeres a través de productos prácticos con un lenguaje accesible y afectivo, hecho por y para mujeres.