Im.pulsa

Preguntas

Preguntas y respuestas

¿Cuál es el primer paso para desarrollar mi estrategia de campaña?

El primer paso para construir una estrategia eficaz es hacer un diagnóstico. Necesitas comprender cuáles son las peculiaridades de tu campaña y el contexto en el que se inserta, así como cuáles van a ser tus principales desafíos, oportunidades y fortalezas. Un buen trabajo inicial de investigación te será de gran ayuda en el desarrollo de tu estrategia, pues con el apoyo de la información que obtengas vas a poder tomar decisiones más inteligentes y objetivas, saber exactamente cuáles son tus prioridades y dirigir mejor tus recursos económicos y tu energía.

¿Cómo defino mi público objetivo?

¡A través de la investigación! Debes conocer el perfil de tus electores y saber cuáles son las características de aquellos electores que también pueden votarte, así como dónde suelen vivir o qué lugares frecuentan más. Existen 3 formas diferentes de determinar quiénes son tus electores objetivo: por segmentación geográfica, segmentación demográfica y segmentación psicográfica.

¿Cómo desarrollo mis proyectos de políticas públicas?

Esta es una preocupación importante, pero es un paso del que realmente solo deberías preocuparte después de ser elegida; antes de eso no necesitas producir proyectos propios de políticas públicas. Así, durante la campaña es importante que simplifiques tu mensaje y tengas cuidado de no prometer proyectos que no correspondan al cargo que estás disputando o que no sean factibles. En cualquier caso, es importante estudiar la legislación, las políticas gubernamentales y los patrones de los electores de tu país, región, provincia o ciudad. Esta información te va a ayudar a construir tus plataformas de campaña, a entender a tu público objetivo y a desarrollar tus proyectos de políticas públicas en el futuro.

Soy un poco tímida. ¿Eso es un problema?

La timidez no es un factor determinante, pero es algo que tienes que trabajar, ya que va a haber muchas situaciones en la campaña y en el propio cargo en las cuales vas a tener que hablar en público. Es de suma importancia para el desarrollo del propio cargo, además de ser muchas veces la forma como te vas a posicionar. Teniendo esto en cuenta, para trabajar la timidez es vital practicar, por lo que lo ideal es que empieces hablando con grupos reducidos para, poco a poco, adquirir más seguridad en ti misma y así ganar confianza para públicos mayores. ¡Otra buena idea es tomar clases de teatro o de oratoria!

¿Cómo lidiar con las críticas?

Durante la campaña, lamentablemente, es natural que recibas algunas críticas y ataques personales, pero es necesario que mantengas tu equilibrio emocional: no actúes por impulso, no te dejes abrumar y no demuestres fragilidad en público para no dar argumentos a tus competidores y evitar así que te sigan atacando. Tú conoces tus debilidades, así que puedes crear una lista con ellas y con sus respectivos mecanismos de defensa, para que sepas reaccionar cuando otros candidatos ataquen tus debilidades o te amenacen. Estos mecanismos de defensa pueden ser ideas o mensajes que ya debes tener listos para usarlos en aquel momento oportuno en el que te tengas que defender, y deben ser carismáticos y educados, nunca ofensivos.

¿Puedo o debo entablar amistad con otras candidatas? ¿Es algo positivo o negativo?

Es interesante que analices qué candidatas o candidatos pueden ser tus aliados, preferiblemente aquellos que creas que no van a ir en contra de tu público objetivo y que brinden experiencias, información e intercambios importantes para todos. Cualquier movimiento que hagas será observado por los electores, así que debe estar alineado con tus ideologías y respetar el diálogo saludable.

¿Qué es lo más importante para comunicarse con el electorado?

El mensaje debe ser claro, directo, simple y apuntar al argumento central que se quiere transmitir, para que se entienda fácilmente. No puede dar lugar a dudas sobre de qué lado estás o qué banderas defiendes. También debe ser conciso, pues algunos electores pueden tener poca paciencia para quedarse escuchando discursos relacionados con política: tienes que ser capaz de entregar tu mensaje en pocos minutos para mantener la atención del elector. Por último, tu mensaje ha de ser consistente, lo que significa que debes mantenerlo durante toda la campaña y repetirlo todo el tiempo.

¿Cómo conciliar la campaña con la familia?

El trabajo de campaña política puede exigir una dedicación increíble y, para las mujeres, a menudo también madres, puede suponer grandes dificultades para conciliarlo con la familia. Una solución puede ser seguir el ejemplo de mujeres que hayan superado esas dificultades, ya sea llevando a sus hijas e hijos a algunas actividades de campaña, ya sea a través de una red de apoyo que las ayudase con la familia en esas ausencias. Habla con tu familia para decidir qué es lo que les importa mantener durante el período de campaña y piensa en cómo hacerlo. Planear acciones y crear condiciones que permitan un camino más suave para los familiares cercanos, sin interferir en los objetivos de tu campaña, puede ser un desafío, pero hará que tanto tú como toda tu familia estén más tranquilos para enfrentar ese intenso período.

¿Dudas? Podés escribirnos en nuestra Sección de contacto

e-mail

¡Quédate ahí!

Recibe novedades de Im.pulsa en tu email